setiembre 10, 2007

El Síndrome Pepe Pótamo

Hace mucho tiempo hemos visto que los amantes de lo preternatural y los vendedores de lo mismo tienen una visión de sí mismos que se ubica más o menos entre Jim de la Selva, Indiana Jones y Pepe Pótamo, personaje este último que da nombre a un síndrome singular del himbestigador.

El paciente con Síndrome de Pepe Pótamo se siente "investigador" aunque en realidad nunca ha "investigado" nada según los cánones de las formas de investigación más conocidas: la científica, la criminalística o la periodística. Sin embargo, debido a una empanada mental de proporciones homéricas, confunde "investigar" con "explorar", y en su curiosa mente de dibujos animados los "exploradores" generalmente usan ropa caqui, salakoff, pantalones cortos, chalecos milbolsillos, botas de campaña, turbante o gorro de capitán de barco, fuman en pipa y se comportan como una displicente mezcla de Corto Maltés y Humphrey Bogart en "La reina de África". Este despropósito fue promovido de modo especial por dos personajes: Erich Von Däniken y Jiménez del Oso, que tenían un gusto especial por retatarse con disfraces estrafalarios en localizaciones "emocionantes" para dar al espectador la idea de que merecen alguna admiración porque se juegan el tipo para ir entre miles de sufrimientos a donde no ha llegado la huella del hombre (o eso dicen) con objeto de... pues no sé, de filmar algo y vendérselo a la tele, básicamente, porque no han aumentado en nada el conocimiento de esta humanidad giratoria.

Siguiendo esta curiosa tendencia de la parapsicopatología, algunos miembros de la selección sub-40 de IQ se lanzaron a un viaje que le han presentado a su sufrido público como la hazaña de Lawrence de Arabia, e iban muy bien, salvo que en menos de doce horas fueron descubiertos y sacados a secar al sol por nuestro amigo "El gourmet de provincias", que ya en otros casos le ha dado un repaso a la banda de cuentacuentos del Íker Jiménez "El Asombrao", y esta vez nos ha provocado tanta indignación como risa en su brillante entrada: "Tomar el pelo al espectador incauto", sobre la última película de aventuritas de pega protagonizada por los comparsas de Cuarto Milenio. No se la pierda.