setiembre 20, 2009

Disculpas a Alan Turing


Alan Turing, fue uno de los mayores genios matemáticos del siglo XX, héroe de guerra parte del esfuerzo por romper el código "Enigma" del ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Pero fue además uno de los padres de la informática, creador, entre otras cosas, de la "máquina de Turing", una máquina hipotética capaz de simular la lógica de cualquier ordenador o máquina de cómputo que pudiera construirse o imaginarse, en 1946 presentó el diseño completo de un ordenador o computadora con progamas almacenados, y en 1950 construyó y puso en marcha dicho aparato. Propuso además la "prueba de Turing" que serviría para saber si una máquina sería o no inteligente y pasó a ocuparse de la matemática biológica.

Alan Turing, sin embargo, tenía una característica que subleva a muchos adalides del pensamiento irracional, principalmente los religiosos: era homosexual.

Allá por la década de 1950, en Inglaterra, ser homosexual era delito y practicar el sexo homosexual era motivo de cárcel. Aunque uno fuera héroe de guerra, cosa que de todos modos nadie sabía porque todo el esfuerzo de decodificación de los cifrados nazis por parte de Gran Bretaña se mantuvo como secreto militar hasta la década de 1970.

Alan Turing fue descubierto y reconoció su homosexualidad en 1952. Se le dio a elegir entre la cárcel o la castración química como "curación". En la lógica irracional del momento, se consideró que su sexualidad lo convertía en un peligro y perdió sus autorizaciones de seguridad y la posibilidad de seguir trabajando para el gobierno británico.

Amargado, aislado, arruinado y visto con rechazo por el país al que ayudó a salvar del nazismo, en una paradoja atroz, Alan Turing se suicidó en 1954.

En los últimos años, una serie de científicos, divulgadores de la ciencia, informáticos y activistas del mundo LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), empezaron un movimiento para que el gobierno británico le ofreciera una disculpa póstuma al genio, celebrando lo que le dio a la sociedad.

El 10 de septiembre, el primer ministro Gordon Brown publicó una declaración reconociendo que el tratamiento que se le dio a Turing fue aterrador, y no sólo a Turing, sino a los millones de hombers y mujeres perseguidos porque de acuerdo a las religiones dominantes sus gustos y preferencias sexuales son pecaminosos y repugnantes.

Nada de esto es nuevo, salvo acaso la posición abierta y humilde del gobierno británico laborista en este caso.

La persecución por odios raciales, sexuales, de color, de nacionalidad, sigue siendo la esencia misma de la irracionalidad, del pensamiento mágico que considera que lo superficial y lo privado son cosas profundas y deben ser preocupación pública. Los avances en este sentido son buenos, pero frágiles.

Apenas en diciembre de 2008, el Vaticano, esa organización que, según distintos estudiosos, está formada por entre un 30 y un 50% de homosexuales, informó que se opondría en la Organización de las Naciones Unidas a un proyecto para exigir que se deje de considerar a la homosexualidad un delito. Hoy en día, lo es todavía en casi la mitad de los países del mundo, con la consecuencia de cárcel, persecución, golpizas, torturas y ejecuciones. Y el Vaticano quiere que eso continúe así, sin cambios.

Por lo pronto, se ha hecho algo de justicia con Alan Turing y se han dado motivos para que otros países y gobiernos reconozcan que la sexualidad de sus ciudadanos nada tiene que ver con su desempeño profesional, público, académico y científico.

El poeta británico Matt Harvey escribió un poema sobre la disculpa del gobierno británico a Alan Turing, que nos llega de nuevo por cortesía de Haydn Rawlinson:
here´s a toast to Alan Turing
born in harsher, darker times
who thought outside the container
and loved outside the lines
and so the code-breaker was broken
and we´re sorry
yes now the s-word has been spoken
the official conscience woken
- very carefully scripted but at least it´s not encrypted -
and the story does suggest
a part 2 to the Turing Test:
1. can machines behave like humans?
2. can we?


(un brindis por Alan Turing
nacido en tiempos más difíciles y oscuros
que pensó fuera del recipiente
y amó fuera de las líneas
y así quebraron al quebrador de códigos
y ofrecemos disculpas
sí, se ha dicho la palabra que empieza con "d"
la conciencia oficial se ha despertado
- con un guión cuidadosamente escrito, pero al menos no cifrado -
y la historia nos sugiere
una parte 2 para la Prueba de Turing
1. ¿pueden las máquinas comportarse como humanos?
2. ¿podemos hacerlo nosotros?)
O como dijo Rosa Luxemburgo, la libertad es siempre la libertad del que piensa distinto.

setiembre 19, 2009

La profesionalización del amarillismo: pseudoperiodismo en la Universidad de Sevilla

La Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla está convocando al público a una actividad con el pomposo nombre de "I Jornadas de Periodismo de Misterio e Investigación", con cinco ejemplares del más desvergonzado pseudoperiodismo: Javier Sierra, Jesús Calleja, Nacho Ares, Francisco Contreras y Miguel Blanco. Tres días en los que se dilapidarán irresponsablemente los fondos de una universidad pública para promover algo que no sólo no es periodismo, sino que incorpora todos los elementos del antiperiodismo, de la ausencia de ética, del atropello de la deontología y de la falsificación de la realidad en aras del negocio.



Los grandes teóricos de la prensa española de los años 70 y 80, que convirtieron al periodismo español en referente mundial y materia de estudio en todas las escuelas de comunicación, establecieron que el periodismo tiene por objeto hacer efectivo el derecho de la gente a saber. Los periodistas y los periódicos, supuestamente, reúnen información, la contrastan, la amplían y la publican para que los lectores estén enterados y, con el poder que da la información, puedan actuar mejor en su realidad.

Esta idea choca con la visión neoliberal, comercial, eficientista y posmoderna según la cual el periodismo es una forma de espectáculo que manipula la información para atraer lectores y vender publicidad, sin importar la solidez de la información, sin necesidad de contrastarla y, mucho menos, de ampliarla. La visión del periodismo de William Randolph Hearst, pues, el "periodismo amarillista", que sustituye la información por titulares engañosos, exagera los acontecimientos, promueve el escándalo, atiza el sensacionalismo, busca proselitizar para vender productos diversos y oculta la información que podría moderar, aclarar o de otro modo desactivar el escándalo. Y ese periodismo amarillista, antiperiodismo puro, define las prácticas de exitosos empresarios como Enrique de Vicente, J.J. Benítez, Íker Jiménez Elizari, Javier Sierra, Bruno Cardeñosa y otras luminarias del negocio del misterio, que brindan gordos ingresos a sus empleadores o contratantes sacrificando en el proceso todo lo que podría conformar una ética periodística.

Nada de eso debería tener participación en una facultad donde supuestamente se enseña periodismo.

Esto nos lo cuenta el sensacionalista blog Las voces del miedo, alojado en los servidores de la Universidad de Sevilla y por tanto dependiente del dinero del contribuyente. En la entrada donde promueve este esperpento de la antiuniversidad, hace una presentación de los participantes muy acorde al antiperiodismo, celebrando logros dudosos mientras que oculta los aspectos más alarmantes de los trabajos realizados por estos cinco soles del embuste.

Nos dicen de Javier Sierra que es un "periodista, investigador y premiado escritor de best sellers". Concederíamos que tiene la carrera de periodista, pero sería de mínima decencia señalar que Sierra no practica el periodismo, y por tanto la definición es cuando menso engañosa. Sobre sus "investigaciones", sería interesante señalar, por ejemplo, que han incluido dar por cierta la filmación trucada de una autopsia a un supuesto extraterrestre, conocida entre los investigadores de verdad como la "muñecopsia" con la que Ray Santilli se metió un pastón al bolsillo.

No se advierte, tampoco, que las "investigaciones" de Sierra implican que él cree que hace 10.500 años terminó una era dorada de cierta humanidad superior y trata de demostrarlo sin haber conseguido ni una prueba de su afirmación. Tampoco se comentan las miles de mentiras que ha contado sobre temas de los que nada sabe, como la historia del arte, viendo tremendos platillos volantes donde hay sombreros, nubes y representaciones pictóricas simbólicas bien conocidas por quienes buscan el conocimiento en lugar de inventar falfias descabelladas para hacer negocio.

Por supuesto, si los promotores de este despropósito hubieran llegado a la dirección de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla diciendo "queremos traer, hospedar, alimentar y pagar como ejemplo de periodismo a un señor que vive de vender cuentos de platillos volantes, que falsea la historia del arte y niega todos los conocimientos de la física, la historia, la biología y la química, quizá la dirección no lo habría considerado una acción académica recomendable. De modo que hicieron... pues amarillismo: falsear los hechos, torcer los datos, ocultar lo inconveniente, simular lo inexistente y exagerar lo que sí hay para presentar a este negociante del cuento como una especie de Ryszard Kapuściński merecedor de toda consideración.

Los demás oficiantes de este aquelarre de orateces no son mucho mejores, pero sí mucho menos famosos. Lugar destacado ocupa en esta escalera real de expertos en nada don Miguel Blanco, al grado de que los autores del sensacionalista blog sevillano anuncian encantados que además de estar allí cobrando como el periodista que nunca fue, al final de la fiesta de periodismo sobrenatural se hará la "grabación en directo" del "mítico programa" de Radio Nacional de España Espacio en Blanco. El despiste es monumental, obviamente. Las grabaciones suelen hacerse en directo, lo cual no significa nada, el programa en cuestión no tiene nada de mítico y el hecho de que Radio Nacional de España se rebaje a emitirlo es, según nos dicen, que Miguel Blanco Medrano (no confundirlo con sus homónimos) es productor del dueto Gomaespuma, y para contratar a Gomaespuma al parecer es requisito darle un espacio radiofónico a su amiguete y socio.

Pero hay más: Miguel Blanco cree firmemente que ha visto al diablo en una ceremonia vudú en Haití (ceremonia que se le hace a cualquier turista despistado, con diablo incluido, por 50 dólares todos los días en Haití), cree firmemente y ha promovido la comercialización de "agua imantada" y que la física se dé una vuelta por Groenlandia, cree en los "poderes" (no explica cuáles ni los demuestra) de las pirámides, dice que se hicieron licuando las piedras y, en resumen, cree en toda la panoplia de tonterías que incluye esa masa amorfa que llaman los comerciantes "el misterio".

¿Tal es don Miguel Blanco? Eso y mucho más. ¡Nadie mejor para formar a los jóvenes en las lides del periodismo, para que mañana sean tan confiables como él y gente de su destacado nivel, digamos Lydia Lozano, Jesús Mariñas y Jorge Javier Vázquez.

Por último, los promotores de este cirquete aseguran que el objetivo del mismo es "crear un foro de debate a cerca de las competencias del periodismo de misterio dentro de la profesión".

¿Y qué es "periodismo de misterio"? Nadie lo sabe. Es indefinible y además cambia según las necesidades mercadotécnicas. Cuando a Íker Jiménez se le empezó a esfumar un público harto de que les repitiera los mismos casos de su primer libraco, y cuando sus "nuevos misterios" le empezaron a salir por la culata, optó por incluir como "misterio" a los sucesos, sangre, desmembramientos, tortura y asesinos psicópatas, de preferencia teniendo como víctimas a niños inocentes, en una mezcla odiosa, e incluso algo de la ciencia que en sus años mozos decía odiar con toda su alma. Si el "periodismo del misterio" es un animalito tan esquivo, sus competencias lo son más, porque a diferencia del resto de la profesión, su objetivo es mantener el misterio para ordeñarlo, no resolverlo, informar, pero no tanto como para que se cierre el negocio, lo cual se demuestra con el hecho de que personajes como Sierra y Blanco nunca han dado la primicia de ninguna resolución de un misterio, antes tienden a ponerse de pésimo humor cuando el conocimiento los arrincona un poco más y les quita algo que puedan vender, como la muñecopsia de Roswell.

Basta ver el resto del blog para darse cuenta de que sus notas provienen de la ciencia, en general, que es tema del periodismo científico, que sí existe, como el deportivo, y muchas veces con varios años de retraso, que los "misterios" acojonantes que son el pan y la sal de los cinco oficiantes de las jornadas sólo están en su programa de radio y en la columna de la derecha, dedicada a promover todo tipo de negocios paranormales. Lo que no hay en todo el sitio alojado por la Universidad de Sevilla con cargo al contribuyente es una sola página Web, ni un programa de radio, ni un libro dedicados a la ciencia, el pensamiento crítico y la develación de misterios. Nada. Ni una. Ni siquiera la mínima sugerencia de que allá afuera, en el mundo real, hay personas que no están de acuerdo con las extravagantes afirmaciones de los pseudoperiodistas del misterio, sea lo que sea el misterio.

Nada, silencio, ocultamiento, censura y la deontología bien, gracias, atada y en el calabozo de popa.

Y es que las páginas de ciencia y crítica al ocultismo, programas de radio, libros, secciones periodísticas y demás formas de información debidamente contrastada, tratada con seriedad, serían dañinos al negocio que está en marcha por parte de los creadores del blog, las jornadas y el programa de radio, que ya han probado las mieles de aprovechar el dinero público fingiéndose periodistas de algo que nadie sabe qué es, pero que si se trata con absoluta falta de rigor, mola que te cagas y deja pila pasta. Que lo digan si no sus ídolos y conferenciantes.

Les auguro un futuro de éxitos comerciales, viajes, comidas gratis regadas con buenos caldos y atención de un gran público. Serán incluso famosos y tendrán largas colas cuando sus libracos de refritos se presenten en la Feria del Libro de Madrid. Lo único que tienen que hacer es caso omiso a los hechos, la información y esos obstáculos incómodos que impone la ética periodística.

setiembre 16, 2009

Por Fawziya, por Paulina

Actualización: Haydn Rawlinson me envía información reciente sobre Paulina y su triunfo legal contra los integristas que la agredieron: http://www.cidh.org/annualrep/2007sp/Mexico161.02sp.htm
Hay semanas en las que se multiplican los motivos para militar en contra de las creencias irracionales, de esas "verdades reveladas" que suelen costar vidas, dolor, pena, tristeza y desesperación.

El 14 de septiembre, los medios informaban de la atroz historia de Fawziya Aammodi, niña que fue obligada a casarse con un hombre de 24 años y que murió el día 13 por complicaciones de parto, a la tierna edad de 12 años. Yemen, el país donde esta niña tuvo la horrible desgracia de nacer y crecer, está dominado por una mentalidad feudal y preilustrada alimentada además por una versión especialmente horrible del fanatismo religioso. No hay edad mínima para el matrimonio, los derechos de las mujeres son pocos y pocas veces se respetan.

Antes que avanzar, según denuncian mujeres yemeníes destacadas como la artista Amna el Nasiri y Nabila al Zubair, la situación se ha deteriorado en los últimos años como consecuencia del neointegrismo islámico.

Pero que nadie caiga en la fácil conclusión de que esto es cosa de los árabes, del Islam o de Bin Laden. Por el contrario, las personas de organizaciones ultrafundamentalistas como Hazte Oir en España, el Comité Nacional Pro Vida en México o similares organizaciones cristoyijadistas, de haber estado cerca de Fawziya cuando se le detectó el embarazo, y hasta que el cuerpo de la niña no pudo más, no habrían hecho nada por evitar su triste destino impidiéndole enfrentar el trabajo de parto que la mató.

A Fawziya la asesinó el machismo de las religiones abrahámicas, primero que nada. Religiones donde la mujer es propiedad, cosa, parte del moblaje doméstico. Religiones profundamente inoculadas con el odio a la mujer. Fawziya fue entregada en matrimonio por su padre a un hombre sin atención al hecho de que estaba muy lejos de ser mujer, siendo apenas una niña. Pero el indudablemente patológico uso de personas sexual y psicológicamente inmaduras para el solaz de los religiosos es también asunto de primer orden en la iglesia católica, aunque desde su punto de vista no es un horrible crimen que deja una profunda cicatriz en sus víctimas para toda la vida, sino un simple "pecado de solicitación" que siempre suena más inocente.

A Fawziya, como a millones de niños y niñas en todo el mundo se le llevó a la práctica de una sexualidad que le era ajena por cuerpo, por mente, por experiencia, y de paso se le arrancó para siempre la posibilidad de disfrutar de su sexualidad a tiempo y con libertad y júbilo, cosa que debería ser también un derecho humano esencial. Se embarazó cuando su anatomía y fisiología no estaban lo bastante desarrollados para esa tarea, y finalmente se le obligó a parir. Que el precio fue su vida y la de su bebé no parece ser demasiado escándalo.

En muchos lugares de África, Asia y América Latina, la iglesia católica no sólo usa sexualmente a la niñez, sino que se ocupa intensamente de obligar a las niñas a llevar a término sus embarazos.

Tal fue el caso de "Paulina", niña embarazada por su violador en una entidad gobernada por el fascista Partido Acción Nacional, hoy gobernante en México, que surgió enraizado en la "ideología" de José Antonio Primo de Rivera, cosa que se trata de ocultar ahora. El PAN, abiertamente, apoya a Pro Vida del mismo modo en que en España el Partido Popular baila al son que toque Hazte Oír, como se demostró ahora que dicho partido suspendió su convención nacional del 17 de octubre para no interferir con una manifestación política convocada por esta organización. "Paulina" fue víctima de los comandos pseudolaicos de Pro Vida y sacerdotes que presionaron a la familia para evitar que ejerciera su derecho (consagrado por las leyes en México) de abortar por ser menor de edad y porque el niño era producto de una brutal violación, y a los 13 años (apenas uno más que Fawziya), parió al hijo de su agresor.

El caso de Paulina fue conocido, pero está lejos de ser singular. Es la norma en el tercermundismo católico, y convierte todo discurso religioso sobre normatividad de la sexualidad por órdenes de un dios u otro en un ejercicio de hipocresía que sin duda repugna a toda persona bienpensante. Y nos recuerda que las creencias no son inocentes, y que ciertamente ninguna creencia que consagre situaciones como las mencionadas es respetable en modo alguno.

La lucha por un pensamiento crítico, racional y ordenado no se hace por Darwin ni por Einstein, pues, se hace por el futuro, por Fawziya y por Paulina.

setiembre 09, 2009

Con "i" de "intolerancia"

Imagínese usted que una empresa en cualquier lugar del mundo procede a despedir a una persona al descubrir que es judío. O católico, musulmán, episcopaliano o sikh.

El escándalo, evidentemente, sería mayúsculo.

Sobre todo si las creencias de esa persona no tuvieran ninguna relación con el trabajo para el que se le ha contratado.

Si usted, digamos, fue contratado para dar una cátedra de teología en un seminario luterano pero usted es católico, hay incompatibilidades notables, sin duda. Cuando hay esas incompatibilidades, y las creencias u opiniones de alguien entran en conflicto con el empleo objeto del contrato, la disolución de común acuerdo o el despido son justificados.

Pero si no, la única explicación es la intolerancia, ese animal que suele acompañar a las personas fervorosamente religiosas, especialmente cuando se enfrentan a quienes no le rezan al mismo ser invisible en el que ellos creen.

Lo alarmante, realmente, es que si se da exactamente el mismo fenómeno, pero la empresa es propiedad de la iglesia católica y el despedido es ateo, a todo el mundo le parece "muy normal".

El caso es que Javier Armentia, astrofísico, escéptico y autor del blog Por la boca muere el pez fue llamado a hacer una sección de ciencia en la cadena del episcopado, la COPE, en el programa matinal que sustituye al lamentable rosario de ignominia y difamación que tenía el por cierto supuestamente ateo y supuestamente periodista Federico Jiménez Losantos.

Armentia fue llamado como periodista científico y nadie le preguntó si era ateo o anticlerical, porque en su espacio no iba a hablar de religión, sino de ciencia.

Un blog creacionista y antidarwinista de autoría anónima (qué raro), que suele afirmar (sin pruebas) que en las "páginas darwinistas" se "censura" a los creacionistas, se puso frenético y armó un escándalo porque la COPE contrató para hablar de ciencia a un ateo anticlerical. La página Infocatólica se hizo eco a toda velocidad para montar el tribunal inquisitorial, la COPE se enteró y rápidamente despidió, sin diálogo previo, interpósita persona, a Armentia, para júbilo de las turbas inquisitoriales (no se pierda los comentarios al artículo, son aterradores), mientras que el propio Armentia no le daba demasiada importancia al asunto, quizá por saber con qué pájaros se enfrentaba.

Todo esto en un par de días.

El despido de Armentia por odios religiosos, por intolerancia en nada distinta a la que establece la persecución de judíos, protestantes o musulmanes, debería crear alarma social. No vale decir que "era de esperarse" que la COPE actuara así, lo que es de esperarse es que la caduca iglesia católica española se apresure a llegar cuando menos al siglo XIX. Tampoco vale decir que "Armentia debía saber a lo que se arriesgaba", porque esto responsabiliza a la víctima de la censura. Para cualquier periodista, toda tribuna es aceptable mientras no le exija que cambie su forma de pensar. Por lo demás, un ateo, un judío o un cristiano pueden trabajar sin problema como camareros en un restaurante de dueño musulmán, por ejemplo. Y un tejedor católico fervoroso que odiara a los ateos a tenor de las habituales declaraciones de Benedicto XVI no debería ser despedido de su trabajo textil sólo porque el dueño fuera ateo.

La iglesia católica española sigue militando entre las más retrógradas y cavernarias del planeta, y eso debiera preocuparnos. Sobre todo porque cada vez su jerarquía está más apartada de la realidad del mundo, de sus fieles e incluso de sus ministros. Y sigue militando en el odio, la represión y la inquisición brutal, sigue escribiendo "caridad cristiana, compasión y amor al prójimo" con "i" de intolerancia. Vea los comentarios de odio de las páginas enlazadas para constatarlo.

setiembre 03, 2009

Quizá este blog no es para usted

Este blog habla de asuntos considerados "del mundo del misterio". La definición de ese concepto sin duda peculiar no la hemos hecho nosotros, sino los que viven "del misterio". Para ellos, "el mundo del misterio" es una colección abigarrada, inconexa, compleja y desorganizada de temas variopintos: adivinación, poderes sobrenaturales, seres sobrenaturales, interpretaciones sin bases de la historia, poderes sobrehumanos, informes de violación de todas las leyes de la física, dioses de todo tipo, curaciones mágicas y algunas otras cosas que cambian según el favor del viento, sin rigor alguno.

Si usted está plenamente convencido de que los astrólogos sí conocen a las personas basados en la configuración de algunas pocas estrellas de una franja visible desde nuestro planeta, y que tales estrellas afectan de modo conocido nuestras vidas, amores, finanzas, etc., este blog no es para usted. Ofrece datos que impugnan esa creencia, lo puede hacer enojar, pero no pretende convencerlo.

Lo mismo es aplicable si cree firmemente que nuestro destino y personalidad están escritos mágicamente en el tarot, en nuestra letra manuscrita, en las líneas de nuestra mano, en los huesitos de los santeros, en los posos del café, en las hojas del té o cualquier cosa similar. Este blog relata cómo se genera la ilusión de la adivinación, lo va a molestar, y además no pretende convencerlo.

Si cree que son mejores las prácticas sanadoras tradicionales, antiguas y "alternativas" que la medicina basada en evidencias y en el conocimiento científico, este blog no es para usted. Este blog se ocupa de estudios que señalan que tales prácticas no sólo son inútiles, sino que en ocasiones son peligrosas. Lo va a hacer enojar, y además no pretende convencerlo.

Si usted considera que algún ser humano con aspecto común y corriente, ya sea indostano, chileno, tibetano, mexicano, español o lo que fuere, tiene la verdad revelada y puede darle indicaciones de cómo llevar su vida vendiéndole libros, pulseritas, cedés o pidiéndole donativos, este blog no es para usted. Nos gusta estudiar sin adoración la historia y vida de diversos gurús, demostrando que se trata de tipos que no tienen más conocimientos sobre "la verdad" que cualquier otra persona, y que viven del engaño. Esto lo va a hacer enojar a usted, aunque no pretende convencerlo.

Lo mismo pasa si usted cree en algún dios (cualquiera de los miles y miles de dioses que el ser humano ha adorado a lo largo de la historia y en todo el planeta, cualquiera): este blog no es para usted. Si cree que el papa, el dalai lama, el patriarca de Alejandría, un imam, un rabino, un chamán o cualquier otro sacerdote u oficiante religioso tienen comunicación directa con el dios de sus preferencias, este blog no es para usted. Si cree que hay libros dictados por algún dios, lo mismo. Este blog discute y analiza abiertamente y sin temor las evidencias y realidades de los dioses y las religiones. Evidentemente el cuestionamiento puede ofenderle y hacerle enojar mucho, y para remate no pretende convencerlo a usted.

Y tal cual es la situación si usted es admirador de cualquier comerciante del misterio y considera que quienes se oponen a la promoción de sus descabelladas propuestas actúan por odio personal, por envidia del dinero mal habido de los millonarios de la filfa y la impostura, o de los aplausos obtenidos engañando a quienes por otro lado halagan. Si su vida y pasión dependen de revistillas, libritos, programas de radio y televisión y otras formas del negocio de la deshonestidad, este blog no es para usted. Le va a molestar, sentirá a sus ídolos atacados, y para remate no pretende convencerlo a usted.

Si pese a tener un pensamiento que este blog definiría como mágico, religioso, pseudocientífico, charlatanesco e irracional, opta por leer las entradas de este blog, le suplico que controle los naturales impulsos que sentirá de escribirme diciéndome que soy cerrado de mente, amargado, ignorante, traumado, envidioso, malévolo, asalariado de los poderes que usted en particular odia, reconcomiado o simplemente imbécil, cuando no se le ocurre la poco original idea de psicoanalizarme a distancia para suponer que mi infancia fue muy triste y que no tengo satisfacciones personales o mi vida es carente de alegrías fuera de este blog o cualquier fantasía similar que le tranquilice en su rabia. Al menos entérese de quién soy yo antes de escribir el mismo correíto bobalicón que he recibido, se lo aseguro, docenas de veces, habitualmente con una ortografía lamentable, una redacción en pugna abierta con la gramática y mayúsculas surtidas para insultarme y exaltar a su gurú o sus creencias irracionales, sin disposición alguna a someterlas a crítica o análisis. Le puedo garantizar que lo que me vaya a decir, sus cófrades ya me lo han dicho en numerosas ocasiones durante más de treinta años que llevo difundiendo lo que ocultan los ocultistas. Tengo asumido que no dan para más, no pierda su tiempo. A menos que sea muy original, plantéese que probablemente su rollo ya me lo leí, ya lo rebatí y ya superé esa etapa. Aprenda a soportar que otros piensen distinto de usted sin azotarse contra el suelo y hacer berrinches poco elegantes.

Si estando advertido de todo esto, usted lee este blog pero mantiene la curiosa convicción de que entre sus derechos humanos fundamentales se encuentra el de no sentirse ofendido por nada, si usted cree que cualquier opinión es igual de "respetable" sin importar qué tan repugnante sea (o que promueva acciones directamente delictivas), se lo va a pasar muy mal aquí, porque no respetamos opiniones idiotas, perjudiciales, racistas, o que puedan afectar la libertad o la salud de terceros, entre otras muchas opiniones que no merecen ningún respeto.

Si usted practica el odio al ser humano, lo va a pasar muy mal aquí, se va a enojar y además no pretendemos convencerlo. Si considera que el ser humano es una especie malévola, pecadora, perjudicial, dañina, parasitaria de la pobrecita madre tierra y una desgracia universal, sepa que en este blog sí respetamos, y mucho, a una especie animal que hace un par de millones de años no era sino parte del menú de numerosos depredadores y que consiguió sobrevivir, evolucionar, crear herramientas y vencer a la adversidad, y cuyos descendientes han conseguido logros tales como pintar El jardín de las delicias, componer e interpretar la Tocata y fuga en re menor, escribir Crimen y castigo. El ser humano así, en abstracto, no me parece odioso ni rechazable ni reprendible. De hecho, me asombra y enorgullece que pese a todos los sistemas inventados para matarnos entre nosotros, bastante más del 99% de los seres humanos nacen, crecen, se reproducen y mueren sin herir ni matar a ninguno de sus congéneres.

Si usted es misántropo, sea consecuente con sus creencias y suicídese, de preferencia sin dejar mucho qué limpiar y con una nota adecuada para no dejar dudas de que voluntariamente se ha autoeliminado de la lista de enemigos de la Pacha Mama madre tierra Gaia a la que ofendemos (según usted) los bípedos con reproductor MP3 (lo digo para que no vayan a acusar a alguien de acabar con la vida que usted desprecia y yo celebro). De paso, si usted considera que los indígenas de todo el mundo deben ser mantenidos en su situación actual, sin educación adecuada, sin sanidad, sin oportunidades, sin conocimientos y sin libertad intelectual, espiritual y económica, para que "mantengan sus tradiciones" pagando con su sangre y años de vida los devaneos tropicales que tiene usted en su pastoril clasemedierismo, también puede ofenderse. Es más, tengo un interés especial en ofenderlo y exhibirlo como una persona de una catadura moral lamentable, por no decir un cabrón de proporciones polares.

Pero si, por otro lado, tiene usted un sano interés por lo que le dicen que forma parte del "misterio", pero al mismo tiempo cree que el ser humano ha sido razonablemente eficaz en desentrañar miles de misterios con el pensamiento, la experimentación y la razón, y que con esos conocimientos ha construido por igual aeroplanos que edificios asombrosos, una medicina en constante desarrollo y una comprensión cada vez más precisa del universo, quizá le interese leer sobre los hombres y mujeres que han desentrañado muchos de esos misterios, y los que han descubierto que muchos no son tales misterios, sino embustes mondos y lirondos debidamente demostrados.

Si usted considera que las afirmaciones del misterio y las religiones son tan tremendas que hay que tomárselas con reservas, analizar las pruebas y no creerles a sus vendedores cuanto dicen, y además le interesa conocer las armas lógicas y argumentales necesarias para justificar su escepticismo con base en razones, quizá este blog le pueda interesar.

Si duda acerca de afirmaciones que por otro lado suenan enormemente seductoras, quizá aquí encuentre alimento para su duda y datos para saber cómo pensar acerca de ciertas cosas, afirmaciones y supuestas investigaciones de personajes de catadura poco confiable.

No escribo para todos, y de verdad, sin ánimo malintencionado, no escribo para los sinceros creyentes que no están por la labor de poner en cuestión sus convicciones. Otra cosa es que enfrente, personalmente y dando nombre y cara, a los vividores que utilizan estas creencias y convicciones para llenarse los bolsillos repitiendo mentiras conocidas, simulando, camelando y haciendo lo imposible por verle la cara a las personas normales abusando de su ignorancia para venderles rollos falsos que quieren hacer pasar por información. Me parece que es lo razonablemente ético, pero ellos son una minoría chupóptera que no debe confundirse con las personas comunes, honradas y desinformadas que caen en sus trampas, y caen porque son trampas muy bien armadas por profesionales de la falsedad, gente que dedica todos sus días, sus jornadas laborales, sus noches de insomnio, a presentar de modo atractivo las más sublimes estupideces para sacarle el dinero a sus congéneres y no verse en el difícil trance de tener que trabajar de verdad.

Espero que esto sea lo bastante claro. ¿Está usted seguro que este blog es para usted? Pues a mediados de 2012 tiene a su disposición unas quinientas entradas de variadas temas y variadas calidades. Bienvenido.